Una vez que hemos estudiado los antecedentes del paciente realizamos:

-Una otoscopia,  que consiste en visualizar a través de equipos fibroopticos el canal auditivo y el tímpano del paciente, para descartar patologías que hagan incompatible la adaptación protésica. 
-Una impedancometría, consistente en diagnosticar si existen patologías en el oído medio.
-Pruebas audiométricas, para conocer la cantidad y la calidad de la pérdida auditiva.

Una vez realizado este proceso, comunicamos el diagnóstico al paciente y con su colaboración, seleccionamos las prótesis más adecuadas, realizando la toma de impresión para la fabricación de las mismas como último paso.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted